• Inicio

    Bienvenidos al parque dónde mis dedos se divierten escribiendo lo que no siempre se logra pronunciar con los labios. Siéntete libre de escudriñar cada rincón de esta casa, como al niño travieso que dejan solo en un cuarto ajeno, como el adulto chismoso que abre todas las puertas de los baños ajenos.

    Espero lo disfruten tanto como yo.